Publicado el Deja un comentario

Proyecto: Consolidación del Centro de Recursos San Pablo

En el 2020 este proyecto social ha atendido a más de 400 familias a través de la acogida, reparto de bienes de primera necesidad y programas de inserción social 

La SSVP en Zaragoza ha realizado el programa “Consolidación del Centro de Recursos San Pablo”, financiado por Convocatoria de subvenciones para actividades de interés general financiadas con la aportación del IRPF 2019 para fines sociales, que gestiona el Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón.

El colectivo beneficiario ha sido el de familias, residentes en el barrio de San Pablo y en situación de exclusión social. A lo largo del año se han atendido a 404 familias.  El perfil medio de los usuarios/as son unidades familiares con una media de 3 miembros, con menores a cargo y en su mayoría de origen extranjero (73%).

Actuación 1: Acogida y valoración. Los objetivos de esta actuación han sido, acoger a las personas que solicitan ser usuarios del centro de recursos, valorar su situación socioeconómica y diseñar su plan individualizado de inserción. A lo largo del año 2020 participaron en el programa 404 unidades familiares, y se han actualizado 291 expedientes.

Actuación 2: Reparto de artículos de primera necesidad. Los objetivos de esta actuación han sido, repartir lotes mensuales de comida a las unidades familiares activas en el Centro de Recursos San Pablo y hacer el seguimiento y control de los artículos entregados. A lo largo del 2020 se repartieron alimentos de manera periódica a una media de 280 familias. Además del reparto del 118.522 Kg de alimentos, gracias a la subvención recibida, se repartieron 337 lotes de higiene y 240 de limpieza, artículos que, aunque sean de primera necesidad, no están incluidos en los programas oficiales.

Actuación 3: Programa de inserción social.El objetivo de esta actuación ha sido implicar a los usuarios del Centro de Recursos en su proceso de inserción social y ofrecerles herramientas para la mejora de sus habilidades sociales y personales. En 2020, 95 personas pertenecientes a 95 unidades familiares (24% de las unidades familiares atendidas a lo largo del año) participaron en el Plan de Inserción Social.

El presente proyecto nos ha permitido dar continuidad y sostenibilidad de Centro de Recursos y por lo tanto a la atención y servicio del que se han beneficiado 404 familias desfavorecidas del barrio de San Pablo de Zaragoza.

Publicado el Deja un comentario

Vida del Venerable Santiago Masarnau

Cronología

1805
. El 10 de diciembre nace en Madrid Santiago Masarnau Fernández, son sus padres Santiago Masarnau Torres, natural de Copons (Barcelona) y Beatriz Fernández Carredano nacida en Omoño (Santander). El matrimonio tuvo tres hijos: Vicente, Dolores y Santiago.

1806. bajo el reinado de Carlos IV, el padre es nombrado secretario de las Reales Caballerizas de Córdoba, bajo las órdenes del Conde de Miranda; ciudad en la que se instala toda la familia.

1808. Muere la madre, Dª Beatriz, en Córdoba. Poco después, debido a la invasión francesa, el resto de la familia se traslada a Granada. Santiago comienza a dar muestras precoces de su disposición para la composición e interpretación musical; recibiendo lecciones en estas disciplinas.

1814. Regreso de Fernando VII. La familia Masarnau se instala en Madrid. Al año siguiente el padre es nombrado secretario de la Mayordomía Mayor de Palacio, cargo que ocupa el Conde de Miranda, además recibe el título de Gentilhombre de Casa y Boca. Santiago continúa su formación musical, al tiempo que realiza sus estudios ordinarios en el Colegio de «‘Dª María de Aragón», regentado por los Agustinos. Más tarde, de 1820 a 1822, estudia matemáticas en los «Reales Estudios de San Isidro».

1819. En reconocimiento a sus dotes musicales, Santiago recibe el título de «Gentilhombre honorario de Casa y Boca»; con tan sólo 14 años de edad.

1823. En circunstancias poco claras, el padre pierde el favor de su protector el Conde de Miranda y del rey Fernando VII. Al mismo tiempo, por una Real Orden de 11 de noviembre de 1823, nuestro Santiago es desposeído de su título de Gentilhombre.

1825. Santiago Masarnau, que ha decidido seguir la carrera musical, marcha a París para completar su formación. Poco tiempo antes fallece su hermana Dolores. Allí conoce y trata a muchos exiliados españoles, entre ellos a José Melchor Gomis. Junto con él y Madame Josefina Laborde, forman un grupo musical y se trasladan a Inglaterra. En Londres Santiago recibe lecciones del famoso músico Cramer. Por estos años sus creencias religiosas tienen más de fundamento filosófico que de auténtico compromiso cristiano, aunque cumple con las obligaciones formales que tiene como católico.

1829. Santiago regresa a Madrid; al poco tiempo muere su querido padre. Queda en una situación de profunda tristeza y desorientación.

1833. Masarnau regresa a Francia y luego se instala en Londres. Ese mismo año, en París, el Beato Federico Ozanam y seis compañeros, todos ellos jóvenes estudiantes universitarios, fundan la Sociedad de San Vicente de Paúl, organizada en las «Conferencias de Caridad»; con el fin de la santificación de sus miembros por la práctica de la caridad y, principalmente, por la visita a los pobres.

1834. Tras la muerte de Fernando VII, se promulga el «Estatuto Real» por su viuda, la reina regente María Cristina de Borbón, que asume la regencia en nombre de su hija y futura reina, Isabel II. Santiago regresa a Madrid, imparte clases en el Conservatorio, escribe en «El Artista» y da conciertos.

1837. Regresa a Londres, pero allí encuentra un ambiente muy distinto al que vivió en años anteriores, por lo que decide volver a París. En esta ciudad se dedica a componer y dar clases de música y trata con Federico y Pedro Madrazo, allí residentes.

1838. Durante la cuaresma, Santiago Masarnau experimenta un cambio profundo en la vivencia de su fe. Su primer biógrafo lo llama «conversión». Una confesión general que culmina con una comunión el día 19 de mayo en la Parroquia de Nª Sª de Loreto en París, marcan definitivamente el rumbo de su vida.

1839. Después de una breve pertenencia a la Archicofradía del Sagrado Corazón de María, Masarnau conoce e ingresa en la Conferencia de San Luis d’Antin de París, donde ocupa el cargo de tesorero. De esta forma une, a su ya intensa vida espiritual (oración, frecuencia en los sacramentos, lecturas espirituales, etc.), una acción caritativa hacia los más necesitados que no abandonará nunca.

1841. Conoce en París a Juan Donoso Cortés, el testimonio de su vida provoca la conversión del político extremeño, según el testimonio dado por Donoso en una carta dirigida a su amigo Alberich de la Blanche, marqués de Raffin, fechada el 28 de julio de 1849.

1843. Reinando ya Isabel II, Santiago Masarnau regresa definitivamente a Madrid. Llamado por su hermano Vicente que le quiere como Vicedirector y profesor de música en el colegio que ha establecido en la C/Alcalá nº 27. Santiago Masarnau es repuesto en su título de Gentilhombre de Casa y Boca.
Su vida espiritual sigue siendo de primer orden, al mismo tiempo desarrolla una intensa labor caritativa en diversos establecimientos madrileños: Hospicio, Casa de Misericordia de Santa Isabel, etc. Recibiendo indicaciones de sus antiguos consocios franceses para que funde la Sociedad vicentina en España. Él por su parte, con prudencia y tenacidad, tantea el terreno y trata de superar las dificultades que lo impiden.

1849. El 11 de noviembre, Santiago Masarnau funda la Sociedad de San Vicente de Paúl en España. Son socios cofundadores Vicente de la Fuente y Anselmo Ouradou. Poco después se uniría Pedro Madrazo.

1850. La Sociedad de San Vicente de Paúl obtiene la aprobación eclesiástica en la Archidiócesis de Toledo, de la que Madrid forma parte en ese momento. Más tarde sería reconocida por el resto de las diócesis españolas.

1851. Por Real Orden del Ministerio de Gracia y Justicia, se obtiene la aprobación civil, que sería nuevamente reconocida por el Ministerio de Gobernación en 1856. El 8 de diciembre se celebró la primera Junta General reglamentaria. Desde ese momento la Sociedad vicentina experimenta un crecimiento espectacular en toda España. En 1856 comienza la publicación del Boletín de la Sociedad y también cuenta con la presencia y apoyo del Arzobispo de Cuba y Confesor de la reina: San Antonio María Claret.

1866. Santiago Masarnau recibe la asignación de una plaza de gentilhombre en la Casa Real, dotada con un sueldo anual de 1.000 escudos. Le escribe a la reina agradeciéndole el honor recibido, pero renunciando a la misma debido a que «consagra todo su tiempo al desempeño del cargo que tiene en la Sociedad de San Vicente de Paúl y del cual no cree poder prescindir…»

1868. El triunfo de la Revolución de 1868, llamada la Gloriosa, que surgió de una sublevación militar con elementos civiles, supuso el destronamiento y exilio de la reina Isabel II y el inicio del período denominado Sexenio Democrático. Se formó entonces un gobierno presidido por el general Prim y Sagasta, como ministro de la gobernación. No tardaron mucho en mostrar el espíritu que les animaba, por Decreto de fecha 19 de octubre y sin más explicaciones: «Quedan disueltas las Asociaciones conocidas con el nombre de Conferencias de San Vicente de Paúl. Los gobernadores civiles se incautarán de todos los documentos y fondos». Firmaba el Decreto Romero Ortiz, Ministro de Gracia y Justicia.
Santiago recibe esta dura medida con su ecuanimidad acostumbrada. Algunas voces autorizadas se levantan en defensa de la Sociedad, entre ellas la de Concepción Arenal. Durante este periodo de prueba, Masarnau y sus más fieles colaboradores continúan su labor caritativa de forma callada y discreta.

1875. Tras la caída de la Primera Republica (1873-74) y con el advenimiento de Alfonso XII, hijo de Isabel II, se restaura la monarquía en España. Por dos Reales Ordenes, se restablecen legalmente «Las sociedades piadosas de San Vicente de Paúl, siendo el objeto de ellas benéfico e inspirado en puros sentimientos religiosos».

1882. La mala salud de Santiago le hace presentar su dimisión como Presidente de la Sociedad en España. Le sucede en el cargo D. Luis de Tapia y Parrella. El 14 de diciembre, rodeado de amigos y pobres, fallece Masarnau, tenía 77 años de edad y habían pasado 33 años desde la fundación de la Sociedad en España.
Se publican numerosos testimonios sobre su virtud y vida ejemplar por parte de algunas personas que le trataron durante muchos años.

1905. Se conmemora el centenario de su nacimiento, publicándose, entre otras muestras de admiración y respeto, la que hasta hoy es su biografía más extensa y completa. El autor de la misma es el ilustre polígrafo mallorquín José María Quadrado.

1996. Los restos de Santiago Masarnau son trasladados desde el cementerio de la Sacramental de San Justo al Templo de la Sociedad, c/ Verónica 11 de Madrid.

1999. El 5 de junio, comienza el proceso Diocesano para la Causa de Canonización del siervo de Dios, Santiago Masarnau.

2000. Se cierra el proceso de canonización en su fase diocesana.

2019. Los Teólogos de la Congregación de los Santos, reunida en Roma el 7 de noviembre de 2019, da una opinión unánimemente positiva sobre la “Positio super virtutibus”, elaborada por Sor María Teresa Candelas HC. (+)

2021. El 21 de enero, el Santo Padre Francisco, promulga el decreto por el que Santiago Masarnau es declarado Venerable.

Publicado el Deja un comentario

Santiago Masarnau es declarado Venerable

El Papa Francisco reconoce las virtudes heroicas del fundador y primer presidente de la SSVP en España

Hoy, 21 de enero de 2021, Su Santidad ha autorizado la promulgación del decreto relativo a las virtudes heroicas del Siervo de Dios Santiago Masarnau Fernández,fiel laico; nacido el 10 de diciembre de 1805 en Madrid y fallecido allí el 14 de diciembre de 1882. Este es un gran paso en el proceso de beatificación del primer presidente y fundador de la Sociedad de San Vicente de Paúl en España.

El reconocimiento de las virtudes heroicas otorga a Santiago Masarnau el título de Venerable. Esta condición ratifica que vivió las virtudes teologales (fe, esperanza y caridad), las cardinales (fortaleza, prudencia, templanza y justicia) y todas las demás virtudes de manera heroica, es decir, extraordinaria.

La proclamación de venerable hace que se avance en el proceso oficial de la causa de los santos, para poder ser proclamado beato y santo. Los criterios por los que se considera “santa” a una persona son: su reputación entre la gente (“fama de santidad”); el ejemplo de su vida como modelo de virtud heroica; y su poder de obrar milagros.

Nuestro agradecimiento a la labor del Padre Guerra, CM, (postulador que ha sido después de Sor Mª Teresa Candelas, HC), al Padre Corpus Juan, CM, y al Padre Barquín, CM, así como al consocio Juan Carlos Flores, de la Conferencia San Antonio de Padua de Madrid, por sus trabajos de investigación histórica. De la misma forma, agradecer a Sebastián Gramajo, 2º Vicepresidente General del CGI, y a nuestro querido Presidente General, Renato Lima de Oliveira, por el interés mostrado hacia esta Causa.

Sor Mª Teresa Candelas, HC.
El presidente nacional, Juan Manuel Buergo, junto al postulador de la Causa, P. Giuseppe Guerra, CM.

Para más información puede visitar los siguientes enlaces:

http://www.causesanti.va/it/notizie/notizie-2021/promulgazione-nuovi-decreti-21-gennaio-2021.html

http://www.causesanti.va/it/archivio-della-congregazione-cause-santi/promulgazione-di-decreti/decreti-pubblicati-nel-2021.html

Publicado el Deja un comentario

Programa de Adopción a Distancia

Ayuda a la infancia para construir un mundo mejor

PROGRAMA: Es un proyecto internacional que nace en la Familia Vicenciana, coordinado por la Sociedad de San Vicente de Paúl de Italia y en la que España quiere colaborar de forma activa, para ayudar a niños y jóvenes que están en situación de pobreza extrema.

OBJETIVOS: Entre otros, cubrir necesidades básicas tales como alimentación, ropa, educación y formación básica. Construcción de pozos en los poblados que no tienen agua potable.

ACOGIDOS: El benefactor podrá relacionarse a distancia con el menor adoptado y seguir su evolución y progresos. Los continentes de adopción son: África, Asia y América Latina.

TRÁMITES: Hay que rellenar un documento con los datos personales y bancarios y nosotros nos pondremos en contacto.

CUOTA: 200 € anuales es la cantidad mínima para sacar de la miseria a un niño. La cuota es desgravable del IRPF según ley.

CONTACTO: voluntarios.madrid@ssvp.es
Tlf: 91 429 19 51
Puede hacer su donativo en: Banco Santander
IBAN: ES89 0049 0145 6520 1016 9005
Concepto: Adopción

Publicado el Deja un comentario

La formación como camino a la reinserción

La SSVP en Zaragoza va a llevar a cabo dos proyectos con la financiación del Gobierno de Aragón y del Fondo Social Europeo, con el fin de mejorar las condiciones de reinserción sociolaboral de colectivos vulnerables.

Uno de los proyectos, “Mejora de la accesibilidad al mercado laboral de personas de origen extranjero, en situación de vulnerabilidad social”, trabajará con los alumnos su nivel del idioma español y la adquisición de habilidades sociales para aumentar su autoestima.

El otro proyecto, “Emprende tu camino”: Itinerarios personalizados de inserción sociolaboral”, está enmarcado dentro del Programa de Innovación para la Inclusión Social 2020 y su principal objetivo es el de ofrecer una ayuda integral a las personas en riesgo de exclusión social. Esto se realizará a través del acompañamiento en su itinerario formativo, de la iniciación a la informática e internet, y de cursos de formación para la obtención de empleo en el campo del cuidado de personas mayores y de la hostelería.

Ver Proyectos

Publicado el Deja un comentario

Ayudas para el inicio del curso escolar en Zaragoza

Cerca de 140 niños reciben material escolar de la Campaña “Mochila Solidaria”

Desde hace 7 años la Sociedad de San Vicente de Paúl en Zaragoza pone en marcha una campaña de recogida de material escolar, denominada “Mochila Solidaria”, para apoyar a las familias que atiende a superar los fuertes gastos que supone el inicio del curso académico.

Gracias a la generosidad de muchos donantes, la SSVP ha conseguido reunir material suficiente para repartir entre 137 chicos del barrio San Pablo, lugar en el que se encuentra la sede zaragozana.

Pero la necesidad de las familias no sólo es material, especialmente este año en el que todos estamos preocupados por los efectos de la pandemia.  Por este motivo, la SSVP, en colaboración con Acción Familiar Aragonesa, impartirá un ciclo formativo para que las familias puedan enfrentarse, a nivel práctico y emocional, a los efectos que está provocando la Covid-19 en nuestro día a día.

Publicado el Deja un comentario

Nueva web del Consejo General Internacional

El Consejo General de la Sociedad de San Vicente de Paúl se complace en anunciar oficialmente el lanzamiento de su nueva web en la misma dirección: www.ssvpglobal.org.

Con un diseño moderno y dinámico, fácil de navegar, con todos los contenidos, acceso directo a redes sociales, canal de YouTube y una app para teléfono móvil, la nueva web se presenta como la mejor herramienta de comunicación de nuestros valores, de lo que somos y de lo que hacemos.

Una web atractiva, que pretende ser el mejor vínculo de la Confederación, creada para que cualquier país pueda usarla como carta de presentación y pensada especialmente para fomentar la creación de Conferencias y captación de recursos.

 “Me gustaría transmitir mi profundo agradecimiento al Departamento de Comunicación del Consejo General, que ha estado preparando estos últimos meses nuestra página web, que es mucho más informativa y formativa. Además, la web es muy atractiva y, seguramente, tendrá un gran éxito. Estoy seguro de que se incrementará el número de visitas y, por tanto, las acciones de la SSVP en todo el mundo tendrán una mejor difusión.”, subrayó el Presidente General, consocio Renato Lima.

¡Os invitamos a visitarla!

¡Bienvenidos a vuestra nueva casa!

Publicado el Deja un comentario

La Sociedad de San Vicente de Paúl en España realizó, durante los días 17 y 18 de marzo, las Jornadas Nacionales de Espiritualidad

Estas Jornadas, que tradicionalmente organiza el Consejo Superior de España, tienen como objetivo la formación espiritual de los consocios, coincidiendo con el tiempo de Cuaresma, asistiendo una representación de diferentes Consejos de Zona.

Bajo la dirección espiritual del Asesor Religioso Nacional, P. Mitxel Olabuénaga, los consocios que participaron de estas Jornadas pudieron reflexionar sobre un tema central, “el seguimiento de Jesús” dividido en tres reflexiones espirituales, “la llamada y respuesta: (1) para qué, (2) cómo y (3) con quién”.

Dentro de la primera reflexión, “la llamada y seguimiento: para qué”, el P. Mitxel nos dejó una serie de condiciones que tienen que darse para seguir a Cristo. Habló de la libertad y de la disponibilidad que es necesaria para este seguimiento, de la relación de amistad con Cristo y del compromiso que se adquiere al caminar con él, la audacia para vencer los miedos y la radicalidad que Cristo pide en este camino, así como las renuncias que conllevan ir con Él. Y. por último, el seguimiento a Jesús necesita de la alegría del cristiano, alegría que se vive necesariamente en comunidad y que se marca un fin utópico pero que con la ayuda de Cristo se hace alcanzable.

La segunda reflexión, “la llamada y seguimiento: cómo” se desarrolló con el hilo conductor de las virtudes vicencianas. La sencillez, que como dijo San Vicente “es la virtud que más amo”. La humildad, que “nos capacita para reconocer y admitir nuestras limitaciones y debilidades”. La mansedumbre: “un estilo amable gana los corazones y les atrae”. La mortificación, sinónimo de renuncia y entrega. Y el celo apostólico, celo por las almas, que prepara un corazón compasivo, lleno de entusiasmo y verdadera preocupación por los pobres.

La tercera reflexión, “la llamada y respuesta: con quién” nos habla de la capacidad de adaptarse a los tiempos, de tener una identidad y un carisma bien definido para poder colaborar desde nuestra propia identidad. De una institución abierta, de consocios activos y participativos que tomen responsabilidades y busquen la forma de implicar a los demás, a la propia Familia Vicenciana y a otras instituciones que tengan afinidad con nuestra Misión.

Las Jornadas de Espiritualidad se desarrollaron en un magnífico ambiente fraterno y con una gran disposición para compartir y remover nuestra fe para mejorar como cristianos, siempre con la impronta del carisma vicenciano. Para todos los que participaron en ellas fue un verdadero regalo. Agradecer al P. Mitxel Olabuénaga C.M. por sus reflexiones, al P. Miguel Sánchez C.M. por su visita (actualmente realizando su servicio en Almería), a todos los que asistieron a las Jornadas de muy diversos lugares de España y a la Conferencia de Jóvenes Santa Catalina Labouré de Jerez, por poner el entusiasmo propio de la juventud y ambientar con música y canto las eucaristías del encuentro.

Primera Reflexión

LLAMADOS al SEGUIMIENTO de JESÚS (I)

ESQUEMA
Cristo Señor unió a sí a unos discípulos elegidos (cf. Mc 3,14; Lc 6,13) que lo siguieron desde el principio (cf. Lc 1,2; Hch 1,21s), vieron sus obras y oyeron sus palabras, y de esta manera fueron capaces de ser testigos de su vida y doctrina (cf. Lc 24,48; Jn 15,27; Hch 1,8; 10,39; 13,31).

Condiciones del seguimiento
La palabra de Dios te pone claramente de manifiesto que seguir a Jesús implica una serie de condiciones. El relato del Joven Rico (Mc 10, 17-26) entre otros así lo pone de manifiesto. Y ¿cuáles son estas condiciones?, ¿qué supone para tu vida seguir a Jesús? Enumeramos una serie de características que expresan los requisitos que pide Jesús al seguirle:

LIBERTAD. No estar atado a nada ni a nadie. Apertura al futuro. La libertad como condición básica y como tarea para toda la vida.

DISPONIBILIDAD. Consecuencia lógica de la libertad. Seguir Jesús no es imitarle. La llamada de Jesús te compromete en una aventura, en un riesgo. Se trata de seguir el mismo destino que siguió Jesús.

AMISTAD. Sin duda el concepto de amistad es el que mejor define la relación entre el creyente y Jesús. Una amistad que se comprende y se vive como entrega, fidelidad y confianza.

COMPROMISO. Al seguir a Jesús hay que llevar la cruz como equipaje.  Y cada cual sabe cuál es su cruz. Tiene nombre concreto.

AUDACIA. Se trata de la audacia que vence al miedo. Porque seguir a Jesús es emprender una aventura y un riesgo que no sabemos hasta dónde nos puede llevar. El miedo estará inevitablemente presente en la vida del que sigue fielmente a Jesús.

RADICALIDAD. El seguimiento de Cristo no admite medias tintas ni componendas. Por eso, las renuncias que exige el seguimiento son radicales.

ALEGRÍA. Las renuncias que impone el seguimiento no son el camino sombrío, que precipita al hombre en el conflicto y en la frustración.

COMUNIDAD. Los discípulos que siguieron a Jesús, vivieron su seguimiento en comunidad, en la comunidad de seguidores que reunió el propio Jesús.

UTOPÍA. Hablamos de ideales. Pero no hablamos de lo imposible.

ALGUNAS CUESTIONES PARA EL TIEMPO DE LA REFLEXIÓN PERSONAL Y DE GRUPO
Al día siguiente, Juan se encontraba en aquel mismo lugar con dos de sus discípulos. De pronto vio a Jesús, que pasaba por allí, y dijo: Este es el Cordero de Dios. Los dos discípulos le oyeron decir esto y siguieron a Jesús. Jesús se volvió y, viendo que lo seguían, les preguntó: ¿Qué buscáis? Ellos contestaron: Rabí (que quiere decir Maestro), ¿dónde vives? Él les respondió: Venid y lo veréis. Se fueron con él, vieron dónde vivía y pasaron aquel día con él. Eran como las cuatro de la tarde”. (Juan 1,35-39)

Acercamiento al texto evangélico
El paso de Jesús. ¿Por qué se deciden los discípulos de Juan a seguir a Jesús? ¿Basta que alguien nos diga grandes cosas sobre Jesús para tomar la decisión de seguirlo? ¿Nos dice algo a nosotros oír que Jesús es «el Cordero de Dios»?
La pregunta de Jesús. ¿Qué es lo primero que les dice Jesús cuando ve que comienzan a seguirlo? ¿Se puede seguir a Jesús sin buscar nada? ¿Qué se puede buscar equivocadamente en Jesús?
La respuesta de los discípulos. Curiosamente le responden con otra pregunta. ¿Es normal su pregunta? ¿No es más importante preguntar a un maestro qué enseña, cuál es su mensaje, para qué pueden servir sus doctrinas…? ¿Qué se encierra detrás de su pregunta? ¿Qué quieren saber exactamente?
«Venid y lo veréis». Para conocer a Jesús, ¿es importante escuchar a Jesús y tratar con él? ¿Se puede seguir a Jesús sin conocer su mundo, lo que vive, cómo vive o para qué?

Conversión y compromiso
¿Qué ando buscando yo en la vida? ¿Seguridad, tranquilidad, amor, bienestar…? ¿Qué es lo primero que busco cada mañana? ¿Me parece suficiente? ¿Necesito algo más?

¿Qué he buscado durante estos años en Jesús? Y en estos momentos, ¿qué busco en él? ¿Qué espero de él? ¿Lo tengo claro dentro de mí? ¿Puedo estos días ponerme sinceramente ante Jesús para concretar mejor mi decisión de buscarlo en este grupo?

¿Qué busca de ordinario la gente de nuestro entorno en su vida de cada día? ¿Conocemos personas cuya vida nos parece un acierto? ¿Qué es lo que buscan?

¿Dónde aprendemos a vivir los hombres y mujeres de hoy? ¿Quiénes son los guías que inspiran el estilo de vivir en la sociedad moderna? ¿Conocemos personas que se plantean qué hacer en su vida para vivir su propia misión?

Dentro de nuestros hogares, grupos, comunidades o parroquias, ¿se aprende a vivir con un estilo más parecido al de Jesús? Señala aspectos positivos y negativos. ¿Qué tenemos que cuidar en este grupo para que sea un lugar donde se pueda aprender a vivir como Jesús?

Segunda Reflexión

LLAMADOS al SEGUIMIENTO de JESÚS (II)

ESQUEMA
Cristo Señor unió a sí a unos discípulos elegidos (cf. Mc 3,14; Lc 6,13) que lo siguieron desde el principio (cf. Lc 1,2; Hch 1,21s), vieron sus obras y oyeron sus palabras, y de esta manera fueron capaces de ser testigos de su vida y doctrina (cf. Lc 24,48; Jn 15,27; Hch 1,8; 10,39; 13,31).

Perspectiva vicentina del seguimiento de Jesús
1. Sencillez
San Vicente dijo, “es la virtud que más amo” tanto que “yo la llamo mi evangelio”. “Tengo devoción especial y consuelo en decir las cosas como son”. Hay situaciones que exigen vivir verdaderamente la sencillez: cuando los amigos se sientan y hablan, incluso sobre temas difíciles. La sencillez debe estar también presente en los que quieren comprometerse en el seguimiento de Jesucristo en la Familia Vicenciana.

2. Humildad
San Vicente la llama “la virtud característica de la misión. Oh santa virtud, qué hermosa eres. Oh pequeña Compañía, qué amable serás si el Señor te concede esta gracia”. La humildad es la virtud que nos capacita para reconocer y admitir nuestras debilidades y limitaciones, creando así la posibilidad de confiar más en Dios y menos en nosotros mismos. Es la virtud que permite a los pobres acercarse a nosotros.

3. Mansedumbre
La mansedumbre es la virtud vocacional, como dice el mismo San Vicente, “un estilo amable gana los corazones y les atrae». Y de nuevo, “Si no se puede ganar a un hombre por la amabilidad y la paciencia, será difícil conseguirlo de otra manera”. La mansedumbre no es agresiva, airada, ruidosa. Un tema relacionado con la mansedumbre es el de la hospitalidad.

4. Mortificación
Es la virtud que nos pide entregarnos totalmente, pensar primero en los otros, pensar primero especialmente en los pobres, antes que en nosotros mismos.
Como dice San Vicente, “los santos son santos porque siguen las huellas de Jesucristo, renuncian a sí mismos, y se mortifican en todas las cosas”. Y como dice también, “la oración y la mortificación son dos hermanas tan íntimamente unidas que la una nunca se encuentra sin la otra”.

5. Celo apostólico o atención a los pobres
Celo por las almas (o pasión por la humanidad). San Vicente dice que “si el amor de Dios es el fuego, el celo es la llama”. Es la consecuencia de un corazón verdaderamente compasivo. Se trata de la pasión por Cristo, pasión por la humanidad, y pasión especialmente por el pobre. El celo es una virtud verdaderamente misionera. Se expresa en la disponibilidad. Relacionado con el celo está el entusiasmo.

ALGUNAS CUESTIONES PARA EL TIEMPO DE LA REFLEXIÓN PERSONAL Y DE GRUPO
“Se ha reconocido ante todo que en una Sociedad que aumenta, y cuyo fin principal es trabajar por el renacimiento de la fe y de la caridad entre los hombres, en la que se deben encontrar toda variedad de edades, de costumbres y de opiniones humanas, la presidencia necesita muchas cualidades, un mérito especial, y un hombre difícil de encontrar si Dios no lo señala. Debe tener una gran piedad, para servir de ejemplo y una condescendencia tal vez aún mayor, para no asustar por unas virtudes demasiado rígidas; que tenga el hábito de la abnegación, el espíritu de fraternidad, experiencia de buenas obras; que una al celo que crea, la prudencia que conserva; que sepa mantener a la Sociedad en los caminos de la sencillez y de la sabia libertad por los que Dios la ha conducido hasta aquí, y de no desanimar sin embargo los esfuerzos bien inspirados que puedan surgir. Es necesario, en fin, que por su carácter atraiga la confianza y el respeto, al mismo tiempo que por su dulce familiaridad sepa hacerse amigo de los miembros más jóvenes de esta numerosa familia de la que es el lazo de unión. […]
Solo a Dios corresponde escoger los instrumentos del poco de bien que nos ayuda a hacer, bendecir a aquel de quien se ha servido hasta el presente, designar de quien quiere servirse de aquí en adelante, y ayudarle a encontrar más fácil su misión, por nuestro celo, por nuestros hábitos de sencillez cristiana, por nuestra unión calurosa y perseverante”.
 F. Ozanam “A la Sociedad de San Vicente de Paúl, del 11 de junio de 1841.

Acercamiento al texto
Deja Ozanam bien claro cuál es la Misión de la Sociedad: “El fin principal de la Sociedad es trabajar por el renacimiento de la fe y de la caridad entre los hombres”. No eran tiempos precisamente favorables para llevarlo a cabo.
Dicha Sociedad, como reflejo de la propia realidad, “es un Sociedad en la que se deben encontrar toda variedad de edades, costumbres y opiniones humanas”. Por tanto, es una Sociedad compleja y diversa en todos los sentidos.
Admitiendo lo anterior, adquiere la figura de su presidente una singular importancia que se manifiesta con suma claridad en el texto presente. Una presidencia para la que se solicitan una serie de requisitos que reflejan el fondo de cada uno de sus socios: “La presidencia necesita de muchas cualidades: piedad, condescendencia, abnegación, fraternidad, experiencia de buenas obras, celo, prudencia”.
Señala, por último, el cómo debe llevar a cabo su misión la Sociedad, señalando las virtudes clave por la que debe reconocérsele: la sencillez, la sabia libertad, el celo y la perseverancia.

Conversión y compromiso
¿Es reconocible hoy día la Sociedad por las virtudes que señala Federico Ozanam?… ¿Viven diluidas en el hacer de cada día?… ¿Preocupa en nuestra formación la reflexión acerca de las virtudes vicencianas?
¿En nuestra experiencia de “amigos de Jesús” ocupa un lugar fundamental la práctica de estas virtudes?… Al igual que el pan nuestro es “de cada día” ¿es “de cada día” la evaluación de alguna de las virtudes?…
¿Tengo una fórmula de mejora en cada de una de las virtudes o lo dejo al azar?… ¿Me planteo mejorar anualmente en cada una de ellas?… 

Tercera Reflexión

SEGUIMIENTO desde la COMUNIDAD (III)

ESQUEMA
“A los Vicentinos, se les llama para caminar juntos hacia la santidad, porque la verdadera santidad es la aspiración a la unión con Cristo en amor, lo que representa la esencia de su vocación y la fuente de su inspiración”. La comunidad existe no sólo para la misión o el servicio, sino por la misión.

Elementos de una comunidad vicenciana para la misión

a) Conciencia viva y comprometida del momento que vive: 
no puede ni refugiarse en la nostalgia del pasado ni perderse en una ensoñación del futuro. Una comunidad misionera tiene que ser muy consciente de la realidad en la que vive; y eso implica conocerla, estudiarla y amarla.

b) Fe radical e identidad carismática bien definida: comporta el cultivo de una fe personal, que ahonde en la experiencia de Dios y descubra en Cristo la razón vital de la existencia.

c) Comunidad más carismática que institucional: que se pregunta ¿cómo ser testigos del Señor Jesús hoy? Preocupada por visualizar lo específico de su identidad.

d) Dotada de una estructura participativa, corresponsable, de comunicación: conciencia de que la misión es única, que pertenece a la comunidad y que recaba la aportación de todos. Esto reclama un cambio de mentalidad y de comportamientos.

e) Comunidad abierta: implica comunidades abiertas que sepan enriquecerse con la aportación de otras personas. Tenemos la amplia Familia Vicenciana para cooperar con ella en el servicio evangelizador de los pobres.

f) Inserta en el mundo de los pobres: el servicio el elemento determinante de todo planteamiento comunitario. Tres desafíos: presencia, solidaridad y creatividad.

g) Dotada de una autoridad de animación-servicio: carta de Ozanam a la Sociedad de San Vicente de Paúl, del 11 de junio de 1841.

h) Con sentido de pertenencia, que conlleva: participación activa, asumir responsabilidades, respetar a los miembros, filosofía y símbolos de la Institución, actuar según las normas y valorar la propia Institución.

«Nadie ama a su Institución por ser la más grande, la más rica o la más avanzada, sino porque es la suya»
.

ALGUNAS CUESTIONES PARA EL TIEMPO DE LA REFLEXIÓN PERSONAL Y DE GRUPO
La Sociedad San Vicente de Paúl, es una comunidad cristiana que se extiende por el mundo, fundada en Paris, Francia, en 1833, por un grupo de jóvenes seglares católicos, y otro más mayor, que se unieron para crear la primera Conferencia. […] Los Vicentinos se reúnen como hermanos y hermanas en presencia de Cristo, en Conferencias que son comunidades reales de fe y amor, de oración y acción. Es esencial que haya un vínculo espiritual y de amistad entre los consocios Vicentinos así como una misión común, que desarrollan juntos para ayudar a los pobres y a los marginados. Hay que considerar que toda la Sociedad es una Comunidad única y verdadera, de amigos vicentinos que se extiende por todo el mundo”.

Acercamiento al texto
La importancia que tiene el “con quién” desarrollo mi labor viene claramente especificada en la primera de las líneas: “la Sociedad san Vicente de Paúl es una comunidad cristiana” lo cual evidencia que son los consocios “l@s compañer@s de camino”.
Todos ellos forman una “comunidad real de fe, de amor, de oración y de acción”. De ahí la importancia de que estas cuatro dimensiones sean objeto de preocupación constante no solo en la vida personal sino en la propia Sociedad. Dimensiones que tienen su epicentro en la “permanente presencia de Cristo”.
Si cada Conferencia es una comunidad real no debe ser obstáculo para que “toda la Sociedad sea una Comunidad única y verdadera, de amigos vicentinos que se extiende por todo el mundo”. Forman una “Red” (viviendo en la Conferencia local) unida por una Misión común: “ayudar a los pobres y a los marginados”.
Las líneas que unen cada uno de los “nudos” de dicha red quedan, igualmente, configurados en el texto, son “el vínculo espiritual y la amistad”. Ambas cuestiones deben, por ello, ser objeto permanente de formación, reflexión y evaluación tanto individual como colectivamente.

Conversión y compromiso

¿Es la presencia de Cristo algo permanente en mi vida? … ¿Lo dejo sólo para momentos puntuales? … ¿Cómo despliego esta presencia?… ¿Me identifico coherentemente con esta situación? …

¿Es la Conferencia a la que pertenezco una auténtica comunidad de fe?… ¿Cuáles son en este momento sus debilidades?… ¿Cuáles son sus fortalezas?… ¿Cómo afronto el reto de la mejora continua?…

¿Me siento comprometido con la Misión de las Conferencias?… ¿Me pregunto habitualmente cómo puedo mejorar mi sentido de pertenencia a la Sociedad?… ¿Conozco y medito los Reglamentos?…

¿Los mensajes que vienen desde los órganos ejecutivos son estimulantes?… ¿Cómo afronto la situación de la propia Sociedad: con desilusión, con temor, con ira?… ¿El futuro es una preocupación anidada en el presente?…

Publicado el Deja un comentario

Proyecto “Emprende tu camino”: Itinerarios personalizados de inserción sociolaboral”

La Sociedad San Vicente de Paul en Zaragoza, ha puesto en marcha el proyecto “Emprende tu camino”: Itinerarios personalizados de inserción sociolaboral”, gracias a la financiación del Fondo Social Europeo, y al Gobierno de Aragón a través del Instituto Aragonés de Servicios Sociales.

El objetivo principal de este proyecto, era ofrecer una ayuda integral para la inserción sociolaboral a las personas en riesgo de exclusión social, cuyo escaso nivel formativo les impedía acceder a los circuitos establecidos de formación reglada, evitando así que se queden al margen del mercado laboral. Este objetivo se dividió en tres objetivos específicos:

A) Acoger a las diferentes personas que acude a nuestro Centro de Recursos y diseñar sus itinerarios individualizados de inserción.

B) Realizar acciones formativas encaminadas a ofrecer una salida laboral real para nuestros usuarios.

C) Facilitar la incorporación al mercado laboral, de los usuarios que han realizado con nosotros algún curso de capacitación para el empleo.

Para conseguir estos objetivos, durante el año 2017 se realizaron tres tipos de actuaciones.

1.Punto de orientación y acogida: Tuvo como objeto la acogida de la persona que se dirige a nuestro Centro de Recursos, la elaboración de informes e itinerarios individuales, así como el seguimiento y actualización de informes e itinerarios de usuarios activos.

432 personas se beneficiaron de este servicio, 340 mujeres y 92 hombres.

2. Cursos de capacitación para el empleo: Tuvieron como objetivo dotar a nuestr@s usuari@s de los conocimientos necesarios para poder acceder a puestos de trabajo básicos dentro del sector del servicio doméstico y la restauración. Otro objetivo de estos cursos fue ofrecer alternativas formativas no oficiales a aquellas personas que no pueden acceder a los certificados de profesionalidad. Se impartieron los siguientes cursos:

2.1. Curso de capacitación I: Ayuda Domiciliaria a Ancianos. Acción formativa de 84 horas de duración con posibilidad de ampliarlas con 100 horas de prácticas.

Se impartió del 10 de noviembre al 22 de diciembre de 2017 y asistieron 13 personas (10 mujeres, 3 hombres)
2.2. Curso de capacitación II: Atención Doméstica a Niños. Acción formativa de 84 horas de duración con posibilidad de ampliarlas con 100 horas de prácticas.

Se impartió del 16 de octubre al 23 de noviembre de 2017 y asistieron 12 personas (12 mujeres)

2.3. Curso de capacitación III: Auxiliar de Restauración. Acción formativa de 50 horas de duración con posibilidad de ampliarlas con 100 horas de prácticas.

Se impartió del 18 de abril al 16 de mayo de 2017 y asistieron 13 personas (10 mujeres, 3 hombres)

3.Servicio de orientación laboral: Este servicio incluyó acciones de acompañamiento, orientación y seguimiento, cuyo objetivo fue facilitar la incorporación al mercado laboral, de los usuarios que han realizado con nosotros algún curso de capacitación para el empleo.

53 personas (42 mujeres, 11 hombres), pasaron a formar parte de nuestra bolsa de empleo. Se gestionaron 39 ofertas de trabajo y 29 personas encontraron trabajo.

En total participaron en el proyecto 489 personas en situación de vulnerabilidad social (387 mujeres, 103 hombres), de las cuales 193  mejoraron su situación, bien porque han mejorado su nivel de empleabilidad (164), o bien porque han encontrado trabajo (29 personas).

Publicado el Deja un comentario

Cursos de informática en el Centro de Formación San Pablo de Zaragoza

CONECTADAS A LA RED

Gracias a la financiación de la Obra Social Ibercaja/CAI, hemos impartido 4 cursos de informática (3 de introducción y 1 de internet), del que se han beneficiado 34 mujeres de origen extranjero.
Esperamos haberos inoculado el gusanillo informático y os animamos a que sigais formándoos en la materia.

Desde aquí, queremos daros las gracias por vuestra participación, y a la Fundación Bancaria Ibercaja y a la Fundación CAI, por haber confiado en nosotros.

Publicado el Deja un comentario

Cursos de Formación y Bolsa de Empleo en Zaragoza

En lo que va de año, cerca de treinta alumnos han pasado por las instalaciones para formarse y, posteriormente poder optar a un trabajo a través de la Bolsa de Empleo.

La Sociedad de San Vicente de Paúl en Zaragoza ha impartido, en lo que va de año, tres cursos de formación para el empleo. 28 personas han pasado por el Centro de Formación San Pablo para recibir clases de “Ayuda Domiciliaria a Ancianos», «Cocina básica» y «Atención Doméstica a niños” con el fin de formarse y tener más oportunidades a la hora de la obtención de un trabajo.

Desde el Centro de Formación San Pablo, también se lleva a cabo una Bolsa de Empleo para facilitar que se generen ofertas de empleo y poder ayudar a los alumnos en la búsqueda activa de oportunidades de trabajo.

Nuestros consocios han financiado estos cursos con recursos propios, gracias a la generosidad de socios colaboradores, a los que agradecen sobremanera este esfuerzo y compromiso,e invitan a la ciudadanía a unirse a este Proyecto de formación y reinserción social.